Penoplastia, ¿qué es?

La penoplastia es una operación poco conocida por el público en general, en la que participan más de ocho mil personas al año. Implica el agrandamiento del pene, ya sea en longitud o en anchura. ¿Por qué los hombres quieren realizar esta operación? ¿Cuánto cuesta y cómo funciona? Explicamos todo en detalle en este artículo.

Causas de la penoplastia

La penoplastia es practicada por hombres que se sienten acomplejados por el tamaño de su pene (artículo relacionado: cuál es el tamaño promedio de un pene). Esta incomodidad puede ocurrir después de comparar su sexo con el de otros hombres, por ejemplo, en el vestuario de un polideportivo. Otros quieren ganar la confianza de sus cónyuges. La operación puede ser considerada si se convierte en un verdadero complejo, con un impacto en el bienestar de la persona.

Las diferentes operaciones posibles

La penoplastia puede realizarse en el quirófano con anestesia general. No es una operación arriesgada, pero en caso de fracaso, el impacto psicológico en el paciente puede ser significativo. Por eso la mayoría de los médicos aconsejan consultar a un psicólogo antes de la operación para asegurarse de que están en buenas condiciones mentales. El paciente puede ganar un promedio de 2,7 centímetros de longitud y 2,6 centímetros de circunferencia con esta cirugía, pero sólo en reposo. En erección, el pene siempre será del mismo tamaño.

La penoplastia también puede realizarse sin cirugía, con inyecciones de ácido hialurónico en el pene. El médico aplicará una crema anestésica antes de la inyección y no hará ninguna incisión en el pene, a diferencia de la penoplastia bajo anestesia general, también llamada faloplastia. Con este procedimiento, el paciente puede esperar ganar de dos a tres centímetros más de circunferencia.

lea  Viagra para hombres: ¿donde comprar y a qué precio?

La cirugía en detalle

Para alargar el pene, se hace una incisión en la base del pene, que liberará un ligamento llamado «ligamento suspensorio». La finalidad de este ligamento es volver a unir la base del pubis al pene, de modo que después de la operación, el pene erecto estará ligeramente inclinado hacia abajo y ya no se estirará verticalmente en la posición alargada. Las consecuencias son sólo estéticas y no cambiarán las sensaciones durante la próxima relación sexual.
Para aumentar la circunferencia del pene, el cirujano retira la grasa de las nalgas o muslos del paciente, antes de inyectarla de nuevo en el pene a través de cuatro pequeñas incisiones. También se realiza una circuncisión antes del procedimiento para evitar que la grasa se mueva a la punta del prepucio.

Después del procedimiento, el paciente no debe tener relaciones sexuales durante tres semanas para recuperarse adecuadamente. Además, en el caso de un aumento de la circunferencia, la presión del pene contra la cavidad vaginal podría afectar a la distribución de la grasa alrededor del pene, y por lo tanto tener consecuencias estéticas.

¿A quién no afecta la penoplastia?

La penoplastia no se realiza en pacientes con micropene, es decir, pacientes cuya longitud de pene no supera los siete centímetros en la edad adulta. De hecho, la operación de micropene se considera una cirugía reconstructiva y, por lo tanto, está cubierta por la seguridad social.

La penoplastia tampoco es útil para tratar la disfunción eréctil. Para ello, es necesario consultar a un especialista y no a un cirujano plástico. Cabe señalar que, al igual que la cirugía reconstructiva del micropene, las intervenciones para resolver los problemas de erección son reembolsadas por la seguridad social.

lea  Viagra: las mezclas que no se deben hacer

Precios y resultados

Esta cirugía no se considera cirugía reconstructiva y, por lo tanto, no está cubierta por la seguridad social. Para las inyecciones de ácido hialurónico, cuente entre 2500 y 4000 euros. Para alargar y espesar por medio de una operación, necesitará presupuestar 5500 euros.

En general, los pacientes están muy satisfechos con la penoplastia, y algunos cónyuges aprecian especialmente el efecto de la grasa inyectada alrededor del pene. Por lo tanto, la operación es segura y puede mejorar enormemente no sólo la confianza del paciente en sí mismo, sino también la relación entre la pareja.