Problemas de la erección (disfunción eréctil = DE), impotencia: Causas y tratamientos

La impotencia, ¿Qué es? Definición de impotencia

La impotencia sexual masculina, también conocida como disfunción eréctil, se define como la incapacidad permanente para iniciar o mantener una erección con suficiente rigidez como para permitir una relación sexual satisfactoria.

Los trastornos sexuales masculinos en general pueden incluir la disfunción eréctil (impotencia) propiamente, líbido disminuida, y eyaculación anormal.

Las causas de la impotencia

Las causas de la disfunción eréctil pueden clasificarse en:

1. Psicológicas:

  • Depresión, ansiedad, enfermedades psiquiátricas como esquizofrenia.
  • Ansiedad por el desempeño sexual, o relación sexual forzada.
  • Estrés.
  • Problemas en la relación de pareja.
  • Pérdida de la excitación o deseo sexual.

2. Causas orgánicas o físicas del cuerpo en general:

  • Neurogénicas o del sistema nervioso: enfermedad de Guillain Barré, esclerosis múltiple, Diabetes Mellitus o alcoholismo con afectación de los nervios, epilepsia, enfermedad cerebrovascular, enfermedad de Parkinson, traumatismo cerebral, enfermedad de Alzheimer, infecciones de la médula espinal, enfermedades inmunológicas de la médula espinal, traumatismos de la columna vertebral y médula espinal, tumores de la médula espinal, traumatismos en la pelvis, consecuencias de cirugías en la zona pélvica.
  • Del sistema hormonal: Diabetes Mellitus, hiperprolactinemia, acromegalia, hipogonadismo, hipo o hipertiroidismo, enfermedades genéticas como hiperlipoproteinemias, insuficiencia suprarrenal.
  • Vasculogénicas o por alteraciones en los vasos sanguíneos: hipertensión arterial, ateroesclerosis o endurecimiento de los vasos sanguineos, enfermedad vascular periférica, cardiopatía isquémica, pacientes que han recibido radioterapia por carcinoma de prostata, tabaquismo, enfermedad de Peyronie, envejecimiento, fractura de pene.
  • Inducida por drogas: alcohol; tabaco; marihuana; cocaína; opioides; anfetaminas; medicamentos antihipertensivos (betabloqueantes, diuréticos, antagonistas del calcio, metildopa, clonidina, hidralazina, alfabloqueantes, digoxina, amiodarona, otros); medicamentos hormonales (progesterona, estrógenos, antiandrógenos, ketoconazol, fluconazol, itraconazol, esteroides); medicamentos de uso psiquiátrico (ansiolíticos, barbitúricos, antidepresivos tricíclicos, antipsicoticos, medicamentos para reducir el apetito); Otras drogas (broncodilatadores, antialérgicos, pseudoefedrina, metoclopramida, atropina, metales pesados como el plomo).
  • Causas varias: Obesidad, infecciones como la prostatitis o uretritis, insuficiencia renal crónica, SIDA, insuficiencia hepática, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), esclerodermia.

3. Causas mixtas, psicológicas y orgánicas.

Diagnóstico : Disfunción eréctil

El diagnóstico de cualquier trastorno sexual masculino debe iniciar por la realización de una detallada historia clínica por parte del médico, con un interrogatorio dirigido a cuando comenzó la dificultad para conseguir o mantener una erección, si hay algún antecedente o patología previa asociada, e incluso si hay algún factor ambiental o del entorno que está afectando actualmente otros aspectos de su vida y le generan estrés o ansiedad anormal.

Posterior a los pasos iniciales, el examen físico debe ser minucioso y completo para abarcar todos los sistemas corporales, ya que cualquier causa orgánica puede influir en la aparición de la impotencia. También deben solicitarse exámenes complementarios como de laboratorio para verificar que todos los niveles estén en orden (hematología, glicemia, hormonas, perfil lipídico, niveles renales y hepáticos), o si en el caso contrario, existen parámetros anormales que pueden definir la causa del trastorno sexual.

Las personas afectadas por la impotencia

La impotencia sexual masculina es un problema de salud frecuente, cuya prevalencia varía entre los diferentes países y edades, pero de aparición constante.

En un estudio de los años 90 que aún conserva su vigencia, se registró una prevalencia general de disfunción eréctil que oscila entre el 10% al 52% de hombres de 40 a 70 años, con una incidencia en occidente de 25 a 30 nuevos casos por cada 1000 habitantes por año.

En España, el 18,9% de los hombres entre 25 y 70 años presenta algún grado de disfunción eréctil que aumenta con la edad.

Con estas cifras tan elevadas a nivel mundial, se evidencia que es necesario contar con los mejores medios diagnósticos y terapéuticos para mejorar una esfera tan relevante para los hombres de cualquier edad, como es el aspecto sexual.

Las personas afectadas por disfunción eréctil suelen tener como consecuencias baja autoestima y disminución de la confianza en si mismos, imposibilidad de embarazar a su pareja, e incluso estar en riesgo para padecer trastornos psicológicos serios como ansiedad o depresión.

Los factores de riesgo para la impotencia

Aunque la disfunción eréctil podría afectar a cualquier hombre adulto, existen ciertos factores que pueden aumentar el riesgo de padecerla. Algunos de ellos son:

  • Obesidad
  • Antecedentes de enfermedades cardiovasculares o cerebrovasculares.
  • Niveles de colesterol elevados.
  • Antecedentes de hipertensión arterial.
  • Antecedentes de Diabetes Mellitus.
  • Estar expuesto a estrés constante; otras condiciones externas que propendan a ansiedad, depresión y otros trastornos psicológicos.
  • Historial de tratamientos médicos invasivos, cómo cirugía de próstata o radiación contra Cáncer.
  • Ingesta de diversos medicamentos (pueden ser tan variados como antihistamínicos, antihipertensivos, antidepresivos).
  • Consumo crónico de alcohol o drogas.
  • Edad avanzada, pues el riesgo de padecer impotencia se incrementa con la edad.
  • Sedentarismo, o falta de actividad física.
  • Baja autoestima.
  • Conflictos de pareja, o mala comunicación de pareja.

Los síntomas de la impotencia

Si se ha presentado alguno de estos síntomas, es momento de acudir al médico para determinar el diagnóstico y tratamiento certeros:

  • Disminución del deseo sexual.
  • Dificultad o incapacidad persistente para conseguir una erección.
  • Dificultad o incapacidad persistente para mantener la erección.

Tratamientos de la impotencia

Lo ideal es realizar un tratamiento integral: preventivo y causal.

El primer paso del tratamiento es la prevención, primaria en mejorar las estadísticas y probabilidades de mejoría. Dejar el tabaco (si se fuma), perder peso, tratar y evaluar en conjunto con el médico otros antecedentes patológicos son algunas de las medidas iniciales.

Seguidamente y como para la mayor parte de los trastornos, el tratamiento de la disfunción eréctil debe ser individualizado e ir orientado a la causa específica para cada paciente.

En caso de ser debido a una causa psicológica, el tratamiento debe estar dirigido a la psicoterapia como fundamento, así como a disminuir factores estresantes y conflictivos, tanto personales como para la relación de pareja.

Si se determina una causa orgánica, se debe buscar tratar esta directamente: suplementar drogas que se tomen para otras patologías que puedan estar causando la impotencia, reducir niveles de colesterol, glicemia y otros que actúan como factores de riesgo, buscar tratamiento para cualquier enfermedad de base, y otras medidas.

El paso más importante sin duda es ajustar junto al médico el tratamiento individualizado para cada paciente con el medicamento adecuado para retomar un desempeño sexual justo. Las modalidades de tratamiento, pueden ser: medicamentos orales (como Cialis, Levitra, Viagra, Tadalafil, etc.); sublinguales (apomorfina); transuretrales (Vitaros o alprostadil en crema); intracavernosas, y tópicas. Pueden existir incluso combinaciones de estos principios activos.

Los mejores tratamientos contra la impotencia:

cialis precio

Cialis : Cialis (Tadalafil) es un medicamento para la disfunción eréctil, con inicio de acción a los 30 minutos y duración de hasta 36 horas. Pertenece al grupo de los medicamentos inhibidores de la fosfodiesterasa 5, que actúan aumentando el flujo de sangre a los vasos del pene consiguiendo una erección satisfactoria.

Presentación disponible: Comprimidos recubiertos para toma por vía oral con película de 2,5 mg, 5 mg, 10 mg, 20 mg y 40 mg, en cajas que contienen desde 10 hasta 360 pastillas.

Ventajas:

  • Cialis tiene un rápido inicio de acción, con toma previa a la actividad sexual de tan solo 30 minutos a una hora.
  • Es el único medicamento de su grupo que garantiza duración del efecto de hasta 36 horas.
  • Muchos pacientes lo prefieren por su duración, y no tener que tomarlo a diario ni exponerse a efectos secundarios molestos.
  • Tiene años de experiencia en el mercado que le respaldan.
  • Tiene una tasa de penetración exitosa posterior a la toma de más del 70%.

Precio: El precio por comprimido puede variar dependiendo de factores como la concentración del comprimido, y la cantidad de pastillas presentes en la caja.

Precio de Cialis de 2,5 mg: Precios que van desde € 1,19 hasta € 2,89 por comprimido, en cajas desde 10 hasta 360 pastillas.

Precio de Cialis de 5 mg: Precios que van desde € 1,82 hasta € 3,46 por comprimido, en cajas desde 10 hasta 360 pastillas.

Precio de Cialis de 10 mg: Precios que van desde € 1,91 hasta € 4,54 por comprimido, en cajas desde 10 hasta 360 pastillas.

Precio de Cialis de 20 mg: Precios que van desde € 2,10 hasta € 6,36 por comprimido, en cajas desde 10 hasta 360 pastillas.

Precio de Cialis de 40 mg: Precios que van desde € 3,57 hasta € 6,45 por comprimido, en cajas desde 10 hasta 120 pastillas.

viagra opiniones

Viagra : Viagra (Sildenafil) es un medicamento utilizado para tratar la disfunción eréctil, comercializado y ampliamente distribuido desde el año 1998 con un éxito rotundo entre los varones que desean tratar estos trastornos del desempeño sexual. Su inicio de acción es generalmente de 30 minutos a una hora posterior a la toma. Pertenece al grupo de los medicamentos inhibidores de la fosfodiesterasa 5, que actúan aumentando el flujo de sangre a los vasos del pene consiguiendo una erección satisfactoria.

Presentación disponible: comprimidos para toma por vía oral de 25 mg, 50 mg y 100 mg.

Ventajas:

  • Comercializada y expedida desde el año 1998, fue el primer medicamento de este estilo en usarse para la disfunción eréctil. Tiene mucha más experiencia en el mercado, y testimonios de eficacia que avalan sus efectos.
  • Su inicio de acción puede ser a partir de 30 minutos de la ingesta, pero en promedio tomándolo una hora antes del encuentro sexual garantiza una erección satisfactoria.
  • Solo funciona con estimulación sexual, y no produce erecciones espontáneas.
  • Su eficacia, aunque similar a los medicamentos de su grupo, ha demostrado ser levemente mayor a los demás.

Precio: El precio por comprimido puede variar dependiendo de factores como la concentración del comprimido, y la cantidad de pastillas presentes en la caja.

Precio de Viagra de 25 mg: Precios que van desde € 2,97 hasta € 13,36 por comprimido, en cajas desde 4 hasta 120 pastillas.

Precio de Viagra de 50 mg: Precios que van desde € 13,40 hasta € 14,41 por comprimido, en cajas desde 2 hasta 8 pastillas.

Precio de Viagra de 100 mg mg: Precios que van desde € 3,58 hasta € 9,35 por comprimido, en cajas desde 4 hasta 120 pastillas.

Comprar Spedra en línea sin receta y a qué precio?

Spedra : Spedra (Avanafilo) es un nuevo medicamento indicado para el tratamiento de la disfunción eréctil masculina, de los más innovadores y mejor tolerados en el grupo de los inhibidores de la fosfodiesterasa 5. Tiene un inicio de acción que puede inclusive ser tan temprano como 15 minutos posterior a la toma.

Presentación disponible: comprimidos orales recubiertos con película para ingesta por vía oral, de 50 mg, 100 mg, y 200 mg, en cajas que contienen de 10 a 120 pastillas.

Ventajas:

  • Tiene una fórmula innovadora y más moderna, respecto a los medicamentos de su grupo.
  • Es muy bien tolerado por los pacientes, por la selectividad de sus componentes y menos efectos secundarios asociados a la toma.
  • Tiene un inicio de acción muy rápido, de tan solo 15 minutos.
  • Tasas altas de efectividad y penetración exitosa.

Precio:  El precio de Spedra por comprimido puede variar dependiendo de la cantidad de pastillas en la caja, si se compra Spedra en línea o si se compra Spedra en farmacia.

Precio de Spedra barato de 50 mg: precios que van desde € 3,48 hasta € 4,12 por pastilla.

Precio de Spedra barato de 100 mg: precios que van desde € 3, 75 hasta € 4,58 por pastilla.

Precio de Spedra barato de 200 mg: precios que van desde € 4,15 hasta € 5,23 por pastilla.

Prevenir la impotencia :

Aunque la disfunción eréctil podría afectar a cualquier hombre, existen ciertas medidas que podrían ayudar a prevenir su aparición. Algunas pueden ser:

  • Asistir a consulta médica para diagnosticar y tratar enfermedades de base como Diabetes Mellitus, Hipertensión Arterial, enfermedades cardíacas, y otras condiciones crónicas; así como buscar su control si son preexistentes.
  • Realizar ejercicio o actividad física de manera regular.
  • Acudir al médico para realizar evaluaciones y controles periódicos.
  • Reducir la exposición a situaciones estresantes.
  • Evitar los conflictos de pareja, y trabajar en mejorar la comunicación si estos están presentes.
  • Buscar ayuda psicológica en caso de presentar ansiedad, depresión u otra situación que puede afectar la salud mental y emocional.
  • Dejar de fumar.
  • Reducir o eliminar la ingesta de alcohol y/o drogas ilegales.

Referencias:

Cunningham, G., Rosen, R. (2019). Overview of male sexual dysfunction. Encontrado en www.uptodate.com

Guirao, L., García, L., Sandoval, C., Mocciaro, A. (2002). Disfunción eréctil en atención primaria como posible marcador del estado de salud: factores asociados y respuesta al sildenafilo. Atención primaria. 30(5): 290-296.

Lluveras, J., Padrón, R. (2001). Disfunción sexual eréctil. Revista Cubana de Endocrinología. 12(2)

Evagianny Contreras

M.D. with over four years of clinical experience. Medical writer and translator. Native in Spanish, fluent in English and French. (Doctor graduado : Universidad del Zulia - Medico Domaine - Medicin)